El Sepad señala que en la residencia Asistida de Cáceres hubo falta de protocolo y conocimiento al principio
Español Valencià Català Gallego Euskera English
Noticias de actualidad y ultima hora. Noticias locales y regionales en <strong>Badajoz</strong> Badajoz

El Sepad señala que en la residencia Asistida de Cáceres hubo falta de protocolo y conocimiento al principio

El Sepad señala que en la residencia Asistida de Cáceres hubo falta de protocolo y conocimiento al principio martes, 30 de junio de 2020

En la residencia de mayores Asistida "El Cuartillo" de Cáceres, la más azotada por la covid en Extremadura con 75 fallecidos, los protocolos se aplicaron "desde el primer momento" y errores de gestión podría haber existido si hubieran sido cometidos de forma intencionada. "No hay errores, hay una falta de protocolo al principio y de conocimiento", así como de materiales de protección, ha defendido un portavoz de la Junta.

"Como en todas partes, esos materiales tardaban en llegar en las primeras semanas de la pandemia", ha declarado el director gerente del Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia (SEPAD), José Vicente Granado, en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Parlamento regional, donde ha respondido a sendas preguntas del PP y Cs sobre este asunto.

Ha sido "la mejor de las gestiones posibles dentro de las circunstancias que teníamos en esos momentos"

El centro -libre de COVID desde hace dos semanas- contaba con 320 residentes cuando estalló la crisis sanitaria y ha acumulado 218 casos positivos, de los que 187 ya han recibido el alta, y 75 fallecidos por covid y 15 por otras causas.

"Son los datos reales y transparentes que tiene El Cuartillo", afirma Granado, a quien la diputada del PP Consuelo Rodríguez Píriz le ha pedido que diga "la verdad" al considerar que las cifras de fallecidos se elevan al centenar.

El director gerente del SEPAD asegura que "se han hecho todos los esfuerzos y no se ha escatimado nada", y todos los residentes que debían ir al hospital han sido derivados, mientras que "el que no se ha mandado es porque tenía los recursos en el propio centro para ser atendido".

Según ha explicado, el problema de El Cuartillo ha sido que es un centro "muy complejo, muy difícil y con personas de mucha edad", donde el 50 % de los usuarios tienen más de 87 años y, de estos, el 75 por ciento tiene más de 90 años y múltiples patologías.

Según los protocolos "lo que se ha hecho es medicalizar mucho más este centro" para no mover a personas "tan delicadas" y vulnerables, en la residencia que cuenta con más medios sanitarios en la región, que han sido incrementados "con creces" durante la pandemia.

En cuanto al personal, ha indicado se ha contratado a más de 80 trabajadores, se ha reforzado la plantilla con siete profesionales adicionales de geriatría y médicos de familia y se han cubierto todas las bajas.

No obstante, ha manifestado que de la experiencia se ha aprendido que "no podemos tener centros con tantos residentes", por lo que El Cuartillo va a ser una de las residencias que va a contar con un ala de enfermería medicalizada en el nuevo modelo residencial de Extremadura.

El Cuartillo será la residencia en la cabecera del área sanitaria de Cáceres que contará con un ala medicalizada en el nuevo modelo residencial para personas mayores diseñado por la Junta. Además, como todas y según las nuevas normas, se van a reducir los ingresos en un 20 % "para evitar tener tantos residentes y tener un ala libre por posibles rebrotes donde podamos aislar a las personas".

El director gerente del SEPAD ha reconocido también que los residentes, tanto de este centro como del resto, "han sufrido mucho y se han deteriorado mucho", también cognitivamente, por lo que se está trabajando con los profesionales de salud mental y fisioterapia para aplicar medidas de rehabilitación.

Dimisión

Por su parte, la diputada del PP le ha reprochado que si cree que ha realizado la mejor de las gestiones "debería dejar el cargo" con casi el centenar de víctimas, "aunque se empeñen en decir que han sido 75".

Le ha recriminado también que el 18 de marzo, ya en estado de alarma, todos los residentes estaban juntos en el comedor, así como los profesionales sin protección, mientras que los familiares han estado clamando información mientras "ustedes miraban para otro lado", lo que ha llevado a la Fiscalía a abrir una investigación.

A este respecto, el director gerente del SEPAD ha afirmado que "no vamos a entrar a torpedear las investigaciones que está haciendo la Fiscalía", pues " vamos a a ser transparentes y facilitar toda la labor de investigación".

El diputado de Ciudadanos José María Casares, por su parte, ha señalado que "es evidente que las cosas han fallado porque no se tomaron medidas de aislamiento" y los equipos de protección llegaron tarde, así como las pruebas PCR.

"Errores ha habido" y por "prudencia" ha recomendado a Granado que aparte temporalmente a quien ejerce la dirección del centro. El director gerente del SEPAD le ha respondido: "Creo que todo el personal, desde la dirección hasta el último auxiliar o cuidador, han dedicado todo su buen hacer y todo su esfuerzo en el pro de salvar las vidas y curar a todos los residentes posibles".

 

Fuente: El Diario

PORTALES DE LA RED PORTALDETUCIUDAD.com
Condiciones de uso - Política de privacidad - Política de cookies